top of page
  • Foto del escritorRent Benidorm

EL TOSSAL DE LA CALA DE BENIDORM


A los que piensan que en Benidorm sólo podrás encontrar sol, playa y terraceo, desde nuestro más profundo respeto, sólo nos queda expresarles que no podrían estar más equivocados. Hay lugares con gran importancia cultural e histórica repartidos por toda la ciudad y para todas las edades. Planes con un enorme interés didáctico: como visitar museos, edificios históricos, monumentos e incluso yacimientos arqueológicos. Y ahora más que nunca, con la crisis sanitaria, dichas visitas son más recomendables que nunca cumpliendo siempre la normativa impuesta en cada espacio.


Una de esas visitas obligadas, es al recientemente "musealizado" yacimiento arqueológico del Tossal de la Cala, cuyos restos de la antigua fortificación romana ya son visitables tras las nuevas excavaciones y obras para su acondicionamiento del pasado año.


El Tossal de la Cala es el cerro de 100 metros de altura ubicado en la parte sudoeste de Benidorm, entre la Cala de Poniente y la Cala de Finestrat, y sirve entre separación entre ambas localidades. Para subir a él puedes hacerlo tanto a pie como en coche, gracias a que desde el año 1960 se construyó una carretera de acceso y un mirador en la cumbre, y parte el cerro está urbanizado en la ladera norte.

Parte del yacimiento arqueológico con unas impresionantes vistas de Benidorm. / Foto: AlicantePlaza

Su primera excavación data de los años 40 por el Padre Belda y en 1965 y 1984 por el profesor Miquel Tarradell y Francisco García Hernández respectivamente, hallándose restos arqueológicos en varias capas de entre los siglos II y I a.C. , aunque los restos más antiguos datarían del siglo IV a.C..

Los informes de Enrique Llobregat (arqueólogo y profesor universitario) propusieron que se trata de un poblado ibérico abandonado o destruido en el siglo I a.C., fecha que es unánime por parte de todos los investigadores. Pero hallazgos de cerámicas griegas del IV a.C. y cartaginesas del III a.C. trajo discrepancias acerca del origen de dicho poblado; así como varios objetos metálicos típicos de los asentamientos romanos. Lo que abrió el debate sobre el verdadero origen del yacimiento, puesto que las inmediaciones del Tossal y la Playa de Finestrat fue un importante punto de intercambio comercial, pesquero y desembarco durante varios siglos de la antigüedad.

Vista desde abajo del yacimiento arqueológico.

Las excavaciones más recientes, alojan mucha más luz acerca de éste yacimiento, revelan que hubo un asentamiento romano ocupado por los ejércitos de Quinto Sertorio durante las Guerras Sertorianas. Su muralla, las diferentes estancias y los materiales encontrados, demuestran una presencia de soldados romanos y confirman, sin lugar a dudas, que el Tossal de la Cala fue una fortaleza romana en torno al año 77 a.C.

En el año 2013, la profesora Feliciana Sala Sellés dirigió una cuarta excavación, y se confirmó de manera concluyente que no se trata de poblado ibérico sino en una fortificación romana. Se descubrió una muralla que con anterioridad se creían muros de casas. Es más lógico suponer que eran los alojamientos de los soldados romanos sertorianos.

El Tossal de la Cala ha sido debidamente" musealizado" para poder recibir visitas. / Foto: Benidorm.org

El Tossal de la Cala formaba parte de una cadena romana de enclaves militares costeros ubicados en las dos comarcas de la Marina, todos situados sobre acantilados y calas de difícil acceso, que cumplían un papel fundamental controlando el trasiego de navíos durante la guerra. Por lo que los restos encontrados tanto de origen íbero como cartaginés, podrían tratarse de material anterior arrasado por parte de los romanos al construir el fortín. También se añadió que el contingente militar del yacimiento del Tossal de la Cala de Benidorm recibía el avituallamiento de los poblados indígenas ubicados en el interior y pertenecientes a tribus como los contestanos, en los que Sertorio siempre buscó apoyo para poder dar respuesta bélica a sus enemigos.


Pese a los destrozos y varios problemas causados tanto por varias construcciones como por excavadores clandestinos en el siglo XX, se han conseguido salvar numerosos objetos y estructuras, conservados en el Museo de Prehistoria de Valencia y de Alicante, el Servicio de Investigación Prehistórica de Valencia o en el propio Ayuntamiento de Benidorm. Tinajas y piezas de origen íbero, lanzas, vajilla, piezas de hueso para la escritura y cerámica culinaria de origen romano.

Tinaja íbera del siglo II a.C. encontrada en el Tossal. Conservada en el Museo de Prehistoria de Valencia. / Foto: Wikipedia

El 'castellum', como ahora también es conocido el Tossal de la Cala debido a su origen real, ha sido musealizado en diferentes fases y se puede visitar de lunes a viernes en horario de 08.00 a 14.00 horas. hay audioguía y paneles informativos a lo largo de todo el yacimiento. Se realizarán visitas guiadas a grupos, que pueden concertarse a través del correo electrónico patrimonihistoric@benidorm.org.


Por otro lado, y como os explicamos en la sección "qué visitar en Benidorm" de ésta misma página web; en éste cerro aparte del yacimiento arqueológico también tendréis la oportunidad de visitar la 'Ermita de la Virgen del Mar' y a la vez de disfrutar de unas increíbles vistas panorámicas de la ciudad de Benidorm desde su mirador situado en un punto privilegiado en los alto de la montaña. Al pie de dicho cerro está el maravilloso 'Paseo de Tamarindos', una agradable zona peatonal donde pasear en primera línea de playa con vistas al impresionante skyline benidormense desde ésta área de Poniente.

Un lugar que no podéis pasar la oportunidad de visitar.

Parte del Paseo de Tamarindos.







コメント


Ancla 1
bottom of page